¿Cómo limpiar un casco de moto? Trucos y consejos

5

Como cualquier otra prenda que usemos tanto en la moto como en nuestro día a día, nuestro casco de la moto se ensucia y requiere un cuidado especial y un mantenimiento al tratarse de uno de los elementos que salvaguardan nuestra integridad. Además, para llevar a cabo la limpieza de un casco de moto hay que tener en cuenta que tenemos una parte exterior, que recibe la suciedad de la calle, el impacto de los mosquitos, restos de barro… y otra que está en contacto con nosotros, absorbiendo el sudor. Al tratarse de materiales distintos lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar a limpiar el casco de la moto es habrá que poner en práctica diferentes métodos y utilizar productos distintos dependiendo si la limpieza es interior o exterior.

Limpiar el interior del casco:

Cuando nos enfrentamos al proceso de limpieza de un casco nos podemos encontrar con dos opciones. La primera de ellas pasa porque el interior de nuestro casco, lo que comúnmente se conoce como almohadillas o forro interno, sea desmontable. La segunda de las opciones es que no sea desmontable.

  1. ES DESMONTABLE: Es una característica que vale la pena mirar a la hora de comprar un casco porque si el interior de nuestro casco es desmontable, la tarea de limpieza va a ser mucho más sencilla!! Una vez retiremos la zona acolchada, que suele ir fijada mediante corchetes y velcro, los lavaremos. La mejor opción es la de lavarlos a mano, en agua tibia con jabón para prendas delicadas y con un cepillo para eliminar la suciedad más incrustada. Si nos da pereza eso de ponernos a frotar, podemos meter el interior de nuestro casco en una lavadora, con un programa de ropa delicada y a menos de 30 grados. Por encima de esta temperatura corremos el riesgo de que pueda encoger. Una vez hayamos limpiado el interior del casco, lo ideal es dejar secar al aire, sin usar secadores de pelo, calefactores, ni, por supuesto, secadoras de ropa. Aprovechando que está todo desmontado, podemos pasar un paño húmedo por la calota para dejarlo perfecto.
  2. NO ES DESMONTABLE: En caso de que nuestro interior no sea desmontable, hay que lavar el casco de moto literalmente. Así hay que elegir entre limpiar con cuidado con agua y jabón o espuma limpiadora o la opción menos aconsejable y delicada de meter el casco debajo del grifo o dentro de un cubo. Realmente, es mejor opción la primera, pues de manera delicada conseguiremos limpiarlo y evitaremos posibles degradaciones por culpa del agua. Igualmente, lo dejaremos secar al aire.
  3. Una vez hayamos limpiado el casco, una opción más que recomendable es emplear un producto desodorante, como es el Zeibe Helmet Deodorant para asegurarnos la salubridad de nuestro casco y alargar el tiempo entre limpiezas.

Limpiar el exterior del casco:

La otra parte a la que hay que prestar atención es la parte externa del casco. Como hemos dicho antes, toda la “porquería” que nos vamos encontrando por el camino termina impactando contra él y, por tanto, no debemos olvidarnos de su limpieza. Obviamente, siempre vamos a prestar más atención a la visera, no obstante tampoco hay que perder de vista el resto de la calota y sobre todo las entradas de aire para asegurarnos que no están obstruidas y la ventilación es correcta. Así ayudaremos a que el casco no se empañe.

En cuanto a la visera, lo ideal es recurrir a limpiadores específicos como el Motul M1 que tiene una mayor capacidad de limpieza y, además, no afecta a los materiales de los que está compuesto el casco.

Aún así, para limpiar correctamente la visera, lo recomendable es pulverizar sobre la pantalla, colocar un papel encima y dejar que el producto actúe durante un minuto. Cuando haya transcurrido el tiempo, podremos arrastrar la suciedad y los mosquitos sin problema.

Por cierto, también existe la posibilidad de utilizar el lavavajillas para lavar el casco, eso sí, no hagas como el de la imagen y asegúrate de desmontar la pantalla y los interiores, si son desmontables, antes de meterlo. Sobre los resultados hay opiniones para todos los gustos, pero si te animas a probar recuerda lavar en ciclo corto y a baja temperatura.

 

casco lavaplatos

¡Ahora ya sabes la mejor manera de tener el casco limpio! Si usáis otros trucos, podéis compartirlos en los comentarios.

 

5 Comentarios

  1. Si queres podes usar un shampu para cabello graso agua tibia cepillo y el exterior wd 40 trapito franela para lustrar y sacar excedente del wd40 y listo el casquito.

  2. Yo siempre he limpiado el casco después de un uso por carretera, y me va muy bien darle con una bayeta con agua y dejar reblandecer sobre todo si hay insectos para pasar a continuación la misma bayeta escurrida, por último le pulverizo cera para muebles, tipo pronto y seco con un trapo de algodón.
    Para limpiar por dentro, una bayeta con amoniaco rebajado con agua, funciona muy bien

Dejar respuesta