¡Probamos la Harley-Davison LiveWire!

Nos pusimos al manillar de la Harley-Davidson LiveWire, la primera moto eléctrica de la firma de Milwaukee. Y no nos defraudó porque es una Harley-Davison... ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo.

0
Harley-Davidson LiveWire

LiveWire. Así se llama la Harley-Davidson que ha levantado más expectación de los últimos tiempos. Porque estamos ante la primera moto eléctrica de la firma estadounidense, un modelo que supone un punto de inflexión. Pero que nadie se rasgue las vestiduras porque, a su manera, sigue siendo una auténtica Harley-Davidson. Y buena muestra es nuestra experiencia con esta primera toma de contacto, donde al bajarnos de la moto la mayoría pensamos “¿cómo puedo tener la sensación que he conducido una Harley-Davidson que no hace ruido?”.

En su momento, Harley-Davidson ya se abrió a otro tipo de clientes con la V-Rod. No tardaron en salir detractores al nuevo camino de HD. Pero el tiempo les ha dado la razón convirtiendo a la V-Rod, que ya no se fabrica, en un modelo muy cotizado en el mercado de ocasión, y con una serie de modelos de éxito que le vinieron después.

Harley-Davidson LiveWireEstéticamente resulta una moto conseguida pero pero con guiños a la tradición de la firma de Milwaukee como son los retrovisores y los mandos e incluso parte del depósito, heredados de otros modelos conocido y que le permiten transmitir una imagen familiar En cifras la LiveWire pesa 250 kilos y dispone de una potencia equivalente a 105 CV.

Harley-Davidson LiveWireUna vez te subes a a ella nos encontramos delante con un cuadro de instrumentos de TFT con copiosa información y unos mandos que nos van a permitir acceder a toda la información y gestionar los modos de conducción y las ayudas electrónicas. Asidos al manillar descubrimos una posición de conducción con mimbres deportivos pero que nos permite ir con la espalda erguida. Además el amplio transmite sensación de control.

Harley-Davidson LiveWireComo no podía ser de otra manera la puesta en marcha es con mando a distancia y dispone de conectividad con el teléfono inteligente a través de la app de Harley-Davidson. Dispone de cuatro modos de conducción (Rain, Eco, Road y Sport) más tres personalizables que permite regular diversos parámetros como el nivel de intrusión del control de tracción, anular el antiwheelie o incluso disponer del 100% de la potencia ya que en los otros cuatro modos solo entrega el 85%.

Harley-Davidson LiveWireLos primeros metros de esta toma de contacto arrancamos con el modo Rain, el más ‘suave’. No obstante, la aceleración no deja de sorprender. A pesar de sus 250 kilos de peso, la LiveWire se mueve y cambia de dirección con la misma soltura que una moto de su mismo peso. La estabilidad es intachable y en cualquier situación parece que vaya sobre raíles, apoyados en unas suspensiones firmadas por Showa.

Lo que más sorprende es la aceleración, sobre todo en modo Sport. Si le ‘abres a fondo’ ya te puedes coger bien al manillar porque empuja de verdad y todo pasa muy rápido. No en vano acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos. Por suerte, la frenada no decepciona y en modo Sport dispone de más freno motor al ‘cortar’. No obstante, en modo Eco circularemos tan ricamente y estiraremos un poco más su autonomía.

Harley-Davidson LiveWireManiobrar en parado no es difícil ya que un usuario de 1,75 hace pie con facilidad. Sí, pesa 250 kilos pero no es misión imposible moverla en parado. Si os preguntáis por la autonomía estas cosas señalar que la LiveWire ofrece una autonomía por carretera de 150 kilómetros, aunque en ciudad se pueden estirar hasta los 235 km/h. Con un cargador rápida lograremos el 80% de la batería en solo 40 minutos. Por cierto, la velocidad máxima está limitada a 177 km/h.

Finalmente repetir que después de probarla por una ruta de lo más variada, la LiveWire es una Harley-Davidson por derecho propio, por estética, dinamismo y el ¡WOW! que sueltas cuando la pruebas por primera vez.

Al igual que hizo Tesla en los coches, Harley-Davidson ha empezado la casa por el tejado con el modelo tope de gama cuyo precio se sitúa en 33.700 euros la versión más asequible, la de color negro. No obstante, es la primer Harley eléctrica y en el futuro le seguirán otro modelos más asequibles.

Harley-Davidson LiveWire

Dejar respuesta