Rutas en moto con calor: consejos básicos

0
motos ruta calor

El calor ya está aquí y en primavera o verano muchos moteros pasamos más horas de ruta y escapadas durante los fines des semana o incluso de vacaciones. Aunque las altas temperaturas a veces ponen las cosas un poco más incómodas, la parte positiva es que los días son más largos y podemos hacer más kilómetros.

Eso sí, para ello debemos tener en cuenta como plantar cara al calor que parece que no va a tardar mucho en llegar. Afortunadamente hay una serie de consejos que, seguidos al pie de la letra, nos harán pasar lo mejor posible esta época del año mientras gozamos de nuestras rutas favoritas.

Si vas a hacer rutas en moto con calor sigue estos consejos que aunque básicos te van a venir muy bien seguro 😉

Hidratarse: Una de las cosas que tenemos que hacer antes de un viaje en verano o escapada durante los fines de semana más calurosos de la primavera es cuidar la hidratación. Para ello es recomendable que, sin volvernos locos, podamos realizar comidas saludables en los días previos para que nuestro cuerpo vaya poniéndose a tono. Luego, una vez comencemos el trayecto, hay que seguir hidratándose correctamente para no sufrir golpes de calor y para ello podemos recurrir a los Camelbak bolsas de agua que permiten que vayamos bebiendo mientras conducimos y que, además, nos ayudarán a evitar conducir con la boca seca.

OGIODK03138_1 Llevar agua en abundancia: Además del Camelbak es aconsejable que para mantener una hidratación correcta, siempre contemos con reservas del líquido elemento y si es agua fresca mejor que mejor. Para ello lo conveniente es recurrir a una pequeña nevera con la que poder recargar nuestro Camelbak para moto cada vez que lo necesitemos o bien refrescarnos en cualquiera de nuestras paradas.

Hacer pausas: Por mucho que nos guste montar en moto y por mucho que nos parezca que no estamos cansados, debemos hacer pausas. Lo ideal es hacerlas como máximo cada 200 kilómetros o 2 horas, lo que antes suceda. Aprovecharemos esos paréntesis no sólo para descansar, si no para que lo haga nuestra mecánica y, también, para reponer energías.

Evitar las horas de mayor calor: No hay que subestimar el calor, por muy preparados que estemos y aunque llevemos ropa refrigerante para moto, nos hidratemos correctamente y tengamos todas las ganas del mundo. Por eso lo ideal es evitar las horas centrales del día para viajar en moto, ya que es el momento más caluroso. Lo ideal es comenzar el viaje a primera hora de la mañana y haber llegado a destino a medio día.

Equiparse correctamente: Como es lógico, si vamos a disfrutar de la moto en verano, debemos equiparnos con ropa de verano. Obviamente, hay que recurrir a las prendas ventiladas diseñadas específicamente para el verano. Así disfrutaremos más del viaje, pero tenemos otra opción para ser proclamados los “reyes de la carretera” y es si optamos por emplear ropa refrigerante un claro ejemplo en este caso son los chalecos refrigerantes para moto. chaleco refrigerante motoRevisar la moto: Al igual que nosotros, nuestra moto sufre con el calor. Por eso es importantísimo revisarla antes de arrancar, haciendo especial hincapié en los niveles de los refrigerantes y del aceite. Además, cuando estemos en marcha siempre hay que prestar atención al indicador de temperatura para no sobrecalentarla. Si sube más de lo esperado y nos vemos forzados a parar, hay que asegurarse que los electro-ventiladores funcionen correctamente para que sigan refrigerando el radiador. También hay que recordar que cuanto menor sea la exigencia con la mecánica menor será la temperatura. Cascos modulares: Ya hemos hablado de ellos en otras ocasiones y pueden servirnos para aliviar la sensación de calor. Aunque lo ideal es llevar el casco cerrado si vamos en marcha por carretera, los cascos modulares para moto con doble homologación nos permitirán circular con ellos abiertos. Hay que tener en cuenta que para que esto suceda, los cascos modulares tienen que llevar en su etiqueta las letras P-J, que hacen referencia a que se puede usar como integral (P) o jet (J).

Si ya tienes claro qué hacer para no sufrir con el calor en tus viajes de verano, prepara tu moto y sal a disfrutar, que antes de que te quieras dar cuenta el frío estará llamando de nuevo a la puerta.

Dejar respuesta